Derecho a soñar

Sofía decide retomar por una noche su vida de soltera


Al menos dos acontecimientos amenazan con tener consecuencias importantes en el futuro de todos. Por una parte, Julia descubre que el procedimiento de expulsión del hijo de María es más retorcido de lo que parecía, hecho que afectará tanto a ella misma como a su entorno, incluido Jorge, quien, por si fuera poco, descubre que su amor imposible ha ligado con alguien por internet. Una situación similar a la de Antonio Reyes con Carlota, cansada de lidiar con la falsedad del mundo jurídico.

Maricarmen no tiene mejor idea que confiarle toda su intimidad a Victoria, que registra esta información como una máquina de calcular chantajes, operación que nuestra villana favorita pone en práctica ese mismo día para desesperación de Alba y Jesús.

Sofía decide retomar por una noche su vida de soltera dejando a Cristina al cuidado de Álex, quien por ser solidario con una vecina se llevará como premio una bronca monumental de su madre. No hay justicia ni para los mártires.