Derecho a soñar

El caso de la semana del perro envenenado da un giro inesperado


Julia está entusiasmada con su relación con Héctor y Sofía con su amistad con Carlos, al que acaba de conocer. Jorge, ahora que está soltero, trata de acercarse a Julia, pero no lo consigue. Ella se posiciona como una amiga.

El caso de la semana del perro envenenado da un giro cuando se descubre que la denunciante había puesto denuncias a varios vecinos. El caso de las obras de arte también sorprende cuando se descubre que las antigüedades son reliquias.

Empiezan las sospechas de que Daniel duerme en la oficina. Daniel y Francisco hacen migas viviendo juntos en la oficina pero la convivencia llega a su fin porque Maricarmen decide acoger a Francisco en su casa. No se augura una buena convivencia.

Haz clic aquí para ver más fotos