Derecho a soñar

El afterwork organizado en el bufete se convierte en una fiesta muy concurrida


Victoria y Jesús llevan sendos casos en los que el abogado de la parte contraria es Rodrigo. El caso de Victoria, acusación de hurto contra una asistenta de hogar, se vuelve contra el denunciante al descubrirse que todo ha sido un montaje por su parte.

Jesús, a su vez, logra ganar el caso de las tortugas depredadoras y demostrar una gran seguridad ante el juez.

El afterwork organizado en el bufete se convierte en una fiesta muy concurrida, en la que Olivia presenta en sociedad a Pietro, su última conquista, mientras Madison advierte claramente que Jorge solo tiene ojos para Julia. Julia se siente cada vez más confusa, sin saber qué camino tomar en relación con sus sentimientos. El hecho de que Jorge tenga novia le impulsa a evitarlo.

Maricarmen sigue gastando dinero, comprando cosas inverosímiles, lo que tiene preocupada a Alba. Sofía y Alex están cada vez más unidos, en parte gracias a las partidas de ajedrez.

Haz clic aquí para ver más fotos