Derecho a soñar

Charly a través de sus conocimientos en informática será una pieza clave para resolver el caso de acoso


Julia parece haber dejado definitivamente su etapa con Chema. Olivia la anima a emprender un nuevo camino y para ello hará lo posible para relacionarla con Héctor Moliner.

Madison, cada día más instalada en la vida de Jorge, ultima los detalles para la cena benéfica. Berta le confiesa a Jorge que no entiende el motivo por el cual Madison la ha invitado a ella también, ya que está convencida de que le tiene manía. Ahora que lo piensa, Jorge cree saber el motivo.

Francisco volverá al bufete para reencontrarse con sus empleados. Todo le resultará familiar y a la vez extraño. En estas circunstancias conocerá a Victoria, la nueva socia, agradecerá a través de un emotivo discurso a todos por haber hecho tanto con el bufete y como colofón reconocerá delante de todos que Alba sí es su hija.

Los socios se reunirán para organizarse y debatir sobre el futuro de Francisco dentro del bufete. Él parece tenerlo claro, empezar a ejercer lo antes posible es su principal objetivo. Mientras tanto, Julia y Jorge estarán cada vez más desorientados en el confuso caso de la denuncia por acoso que lleva Héctor Moliner. Charly a través de sus conocimientos en informática será una pieza clave para la resolución del caso.

Hacia el mediodía, se reunirán por primera vez para comer juntos Alba, Jesús y Francisco, todo un acontecimiento. La familia parece estar más unida y feliz que nunca. Aunque la euforia de Francisco dura poco. Ha decidido que no quiere a Ángel en la vida de Alba.

Haz clic aquí para ver más fotos